Consejos para realizar pruebas de usuario

Es imprescindible que cada semana realicen pruebas de usuario para validar sus diseños. Cada uno de sus prototipos es una hipótesis, que deberá ser corroborada por usuarios ajenos al equipo de diseño.

Recuerden que una prueba de usuario no es un focus group. No nos interesa saber qué le gusta más al usuario ni qué prefiere. Nos interesa ver si efectivamente el usuario puede realizar las tareas para las cuales la interfaz fue diseñada, sin ayuda.

Consejos para realizar pruebas de usuario:

  • Conviene que al menos intervengan tres personas en la prueba: el usuario que realizará la prueba, un sujeto que hará las veces de observador y anotará/registrará lo ocurrido, una persona que haga las veces de “máquina” y vaya cambiando las pantallas.
  • Es importante dar consignas claras al usuario. Conviene tener un guión ya preparado, con las órdenes por escrito. Las consignas no deberán decir cómo el usuario ejecutará la acción, sino qué quiere lograr como objetivo final.
    • Mal ejemplo: “Loguéese, cree un usuario, elija un producto, agréguelo a su carrito de compras, elija un medio de envío y proceda a la compra”.
    • Buen ejemplo: “Usted necesita comprar un par de zapatillas Adidas para correr talle 43; abonará con tarjeta Visa en 6 cuotas, porque no tiene suficiente dinero en su cuenta, y querrá recibirlas en su domicilio”.
  • No se debe ayudar al usuario. Es probable que el usuario tienda a consultar. No se deben responder sus preguntas para ayudarlo, o la prueba no tendrá sentido.
  • El usuario de prueba será elegido de acuerdo a lo que se considera un potencial usuario real de la aplicación.
  • El contexto también es importante. Si la aplicación es para celulares y fue pensada para utilizarse en un viaje en colectivo, por ejemplo, sería ideal simular ese tipo de entorno. Realizar la prueba en un ambiente relajado, de oficina, podría arrojar resultados fallidos.
  • Quien observa y registra lo ocurrido, debe tratar de anotar todo. Todo es importante. Detalles que en el momento no parecen relevantes, pueden serlo a futuro. Gestos, momentos de duda, hacia dónde mira el usuario, lo que dice, qué vocabulario utiliza, etc. En ocasiones se vuelve difícil anotar todo durante la prueba; pueden tomarse apuntes rápidos, y luego de la prueba —sin dejar pasar mucho tiempo— pasar en limpio todos los apuntes tratando de no dejar nada afuera.
  • Nuevamente… No se debe ayudar al usuario.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Interfaces interactivas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s